Composición química

La composición química de los suelos es muy variable y solamente pueden hacerse algunas generalizaciones. Alrededor de al menos un 95 % de la masa total de casi todos los suelos terrestres es mineral. De entre éstos, los componentes más abundantes, exceptuada el agua, son los óxidos de silicio (SiO2), de aluminio (Al2O3) y de hierro (Fe2O3), que pueden presentarse en forma libre o como minerales de la arcilla en forma de silicatos alumínico-potásicos de magnesio e hierro. Por otro lado, los horizontes superiores del suelo suelen presentar un contenido relativamente alto de materia orgánica, que en determinados casos, puede llegar a alcanzar hasta un 20 % del total.

 

Arriba Minerales (I) Minerales (II) Minerales (III) Materia orgánica Fracción aire y agua

Horizonte

En edafología el término horizonte se refiere a cada una de las capas relativamente homogéneas en las que puede dividirse el perfil de un suelo en profundidad, a partir de propiedades como la textura, estructura, eventual presencia de materia orgánica, etc.