Informe preliminar de la serie sísmica de Torreperogil-Sabiote

José A. Peláez. Departamento de Física. Universidad de Jaén
Carlos Sanz de Galdeano. IACT. CSIC-Universidad de Granada
Francisco Juan García Tortosa. Departamento de Geología. Universidad de Jaén
Mario Sánchez Gómez. Departamento de Geología. Universidad de Jaén
Actualizado el 10/nov/2013
 
Últimos datos:
 
     A un año del comienzo de la serie, y cuando ésta se daba por concluída, el día 19 de octubre se localiza un nuevo terremoto de magnitud 3.6 mbLg al este de Torreperogil, ampliamente sentido por la población. A éste le han seguido diversas réplicas, la de mayor tamaño de magnitud 3.4 mbLg (3.1 MW), el mismo día, y también sentida ampliamente.
     En los próximos días veremos cómo evoluciona este nuevo brote de la sismicidad en la región de Torreperogil-Sabiote, aunque ya se ha apreciado una rápida disminución en el número y magnitud de los terremotos. Los nuevos mecanismos focales calculados por el IGN de estos terremotos, proporcionarán más información sobre las fallas generadoras de esta sismicidad.
     En todo caso, desde principios de marzo, aproximadamente, se ha venido observando una clara disminución en el número de terremotos localizados por el Instituto Geográfico Nacional. No es de extrañar en principio el aumento puntual del número de terremotos localizados en un determinado intervalo corto de tiempo, con independencia de que la serie se pueda considerar terminada.
 
     Evolución del número de terremotos diario y del momento sísmico (relacionado con la energía liberada mediante ondas sísmicas) acumulado.

 


 

     Desde el día 20 de octubre de 2012 hasta el 09 de noviembre de 2013, ambos incluidos, se han registrado y localizado po rparte del IGN en el entorno de las poblaciones de Torreperogil-Sabiote un total de 2220 terremotos, con una energía total liberada equivalente a un terremoto de magnitud 4.4 mbLg.

 

     Las localizaciones iniciales, así como las recalculadas, proporcionadas por el Instituto Geográfico Nacional muestran una distribución regular de eventos, sin un claro alineamiento, cuyo centroide se encuentra situado ligeramente al NE de la población de Torreperogil. La profundidad de los terremotos, si consideramos los mejor localizados, es de entre unos 2 y 4 km, por lo que podemos considerarlos claramente superficiales. Hasta el día 8 de mayo de 2013, las localizaciones son las que se muestran en este gráfico, sobre el Mapa Geológico de España (1:50000) del Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

 

     La lista detallada de terremotos, junto con sus características, puede consultarse en la web del Instituto Geográfico Nacional, bajo el link Catálogo y boletines sísmicos, así como en la web del grupo de investigación de la Universidad de Jaén RNM-370 (Risgo Sísmico y Tectónica Activa), bajo el link Terremotos en la provincia de Jaén.

 

     En el sismógrafo de banda ancha de la Universidad de Jaén, mantenido por dicho grupo de investigación, se han registrado sólo aquellos terremotos con una magnitud superior aproximadamente a 2.5 mbLg. Las condiciones de ruido sísmico en el Campus de Las Lagunillas no son las idóneas para registrar terremotos de muy baja magnitud. Se muestra el registro de uno de los terremotos de mayor magnitud, el del 15/12/2012, a las 18:59:54, situado al W de Torreperogil con magnitud 3.7 mbLg y a una profundidad de 3.4 ± 1.8 km. De arriba a abajo se muestran las componentes NS (en rojo), vertical (en verde) y EW (en azul). Se observa la fase P llegando a las 19:00:03, y el máximo de la S unos 9.5 s después.

     La observación del número de terremotos diario, o bien el momento sísmico (relacionado con la energía liberada mediante ondas sísmicas) acumulado, nos muestra lo que podríamos considerar diferentes fases en la serie:

     Fase 1. Comienza el 20/10/2012 y dura hasta el 25/11/2012. Pasa en gran parte desapercibida por la población, aunque ya se empieza a generar alarma. Tras los primeros días, en donde se llega a observar un máximo de 35 terremotos durante el día 22/10/2012, el número de terremotos decae paulatinamente con el tiempo, desapareciendo totalmente el día 25/11/2012. La máxima magnitud registrada tuvo un valor 2.1 mbLg.

     Fase 2. Terminada la anterior fase, y tras 9 días sin terremotos, empieza una nueva fase más energética que la anterior. Comienza el día 05/12/2012 y termina aproximadamente el 24/01/2013. Llegan a registrarse más de 1200 terremotos. La máxima magnitud registrada tuvo un valor 3.7 mbLg, el día 15/12/2012.

     Fase 3. Es la fase en la que nos encontramos ahora, en donde se ha liberado una energía equivalente a la de la fase anterior, aunque con un menor número de terremotos. Comienza el 25/01/2013 y dura hasta la actualidad, en lo que parece nos encontramos en el final de la serie. La máxima magnitud registrada tuvo un valor de 3.9 mbLg, correspondiente al terremoto de 05/02/2013. Esta es la fase que posiblemente ha generado más alarma entre la población, dado el importante número de terremotos que son sentidos en mayor o menor grado.

     El Instituto Geográfico Nacional llegó a localizar 151 terremotos durante el día 5 de febrero, el mayor de ellos de magnitud 3.9 mbLg (3.7 MW), localizado al noreste de Torreperogil, el de mayor magnitud registrado hasta este momento en toda la serie, y 79 terremotos durante el día 6. Con la información de que se dispone hasta este instante, el terremoto de magnitud 3.9 mbLg fue sentido con intensidad V en Torreperogil, y con intensidad IV en las poblaciones de Sabiote y Chilluévar. Inicialmente, a este terremoto se le asignó magnitud 3.6 mbLg.

     El mecanismo focal calculado por el Instituto Geográfico Nacional ha permitido establecer por primera vez las características de la falla generadora de uno de los eventos de esta serie. Es un mecanismo focal de desgarre/salto en dirección, con los planos nodales orientados en las direcciones NS y EW. El mecanismo focal es congruente, dado el conocimiento que tenemos de la geología de la zona, con una falla de desgarre sinistrorsa de orientación NS, si bien no puede descartarse el hecho de que pudiera corresponderse con una falla de desgarre destrorso de dirección EW.

     En el registro de la UJA adjunto, aunque parece apreciarse un único terremoto, se observan superpuestos el terremoto de NE de Torreperogil de las 21:23:48, de magnitud 3.7 mbLg, y el de NE de Torreperogil de las 21:24:12, de magnitud 3.9 mbLg.

 

      Esta serie parece estar relacionada, aunque no sabemos exactamente cómo, con otras previas ocurridas en la región y estudiadas por nuestro grupo. Recientemente podemos citar las series de Arquillos y Baeza, entre abril de 2010 y julio de 2011, la primera, y entre mayo y diciembre de 2011, la segunda. También podría estarlo, aunque no tan claramente como en el caso anterior, con el terremoto, y serie asociada, de Huesa de 31/01/2012, terremoto que alcanzó la magnitud 4.4 mbLg, aunque en este caso con un claro diferente origen.

 

     El ajuste de los terremotos incluidos en esta serie a la conocida relación de recurrencia de Gutenberg-Richter, nos proporciona una magnitud a partir de la cual la serie puede considerarse completa de valor aproximado 1.3 mbLg en la fase 1, y de 1.2 mbLg en las fases 2 y 3. Un ajuste lineal a partir de dicho valor proporciona un parámetro b de 1.02, típico para este tipo de series. En el caso de la llamada fase 1, el valor obtenido es de 1.84, un valor muy elevado, e indicativo de lo poco energéticos que han sido los terremotos registrados.

 

     Por otro lado, a partir de los registros de las estaciones sísmicas portátiles del Instituto Geográfico Nacional, se ha observado un efecto de sitio en Torreperogil, el cual provoca una amplificacion de las ondas sísmicas. Esto explica el hecho de que terremotos de muy baja magnitud sean sentidos ampliamente por la población, lo cual es a todas luces inusual, ni siquiera teniendo en cuenta la poca profundidad de los eventos. Esta amplificación se produce en un rango de períodos en el cual parecen incluirse buena parte de las edificaciones de esta zona.

 

     Información geológica del área.

     El área se sitúa en el borde Norte de la parte oriental de la Cuenca del Guadalquivir. Tanto Torreperogil como Sabiote se asientan en gran parte sobre una meseta de sedimentos casi horizontales del Mioceno superior. En la base hay margas y areniscas margosas de tonos claros con un espesor máximo en ese sector de unos 320 m. Sobre ellas se formaron areniscas y areniscas margosas, y margas, que por ser más resistentes que las margas inferiores, dan un escarpe a su alrededor. El espesor máximo conservado es del orden de 180 m. Es decir, en el área de Torreperogil-Sabiote hay un espesor de relleno Mioceno del orden de unos 500 m como máximo.

     Bajo estos materiales existen sedimentos del Trías y del Jurásico. El Trías está formado por las características arcillas rojas, areniscas, conglomerados y algunos yesos, con espesores variables, quizás alcanzando un máximo de unos 150 m, aunque generalmente bastante menos. Encima hay sedimentos del Jurásico, calizos, con un espesor máximo de unos 100 m en esta área. Es decir, sobre el basamento Paleozoico de este borde de la Meseta, existe en este sector una cobertera cuyo espesor máximo es del orden de 750 m. El basamento está formado sobre todo por pizarras y cuarcitas, pero incluye importantes intrusiones de granitos y otras rocas.
     En este área no se han visto hasta ahora fallas que afecten a la cobertera. Tan sólo hacia el Norte, en el contacto con el Jurásico, hay alguna falla de dirección aproximada NE-SW. Fallas de este tipo también afectan al basamento, además de otras de diversas direcciones, visibles fuera del área de Torreperogil-Sabiote. Según la descripción que se hace de estas fallas en los mapas del IGME son de carácter normal.

     El relieve dominante es de una meseta producida por la mayor competencia de las areniscas superiores. La erosión ha sido importante, sobre todo al Norte, formando un valle comprendido entre Torreperogil, Sabiote y Las Chozas, de 300 a 400 m por debajo de la cima de la tabla. Esto supone una importante erosión. También ha habido erosión importante hacia el Sur y más al Norte, donde la cobertera que cubría el Jurásico ha desaparecido casi totalmente.

 

     Posible origen de la serie sísmica.

     Los terremotos del área de Torreperogil-Sabiote se producen claramente en el basamento.

     La distribución inicial de los epicentros obliga a pensar, al igual que en los otros sectores donde ocurrieron anteriores series, en movimientos de numerosas pequeñas fallas o fracturas. A partir de la distribución actual de los epicentros no es posible señalar con seguridad sus direcciones. Es posible que se tengan fallas NE-SW y otras quizás NW-SE.

     El área de Torreperogil-Sabiote, como muchas otras de la Cordillera Bética, está levantándose en la actualidad. Sedimentos del Mioceno superior de carácter marino hoy día se encuentran a casi 900 m de altura. La causa de este levantamiento es discutible, siendo posible pensar en un cierto reajuste isostático debido a la erosión producida, que ha descargado de peso toda la región y produce un fenómeno de rebote, así como que durante buena parte del Mioceno medio y superior, al menos, la corteza en la actual Cuenca del Guadalquivir se flexionó y hundió como respuesta al apretamiento cortical que sufría la Cordillera Bética; actualmente tiende a recuperarse de ese hundimiento y por tanto a levantarse. Las fallas del basamento están probablemente relacionadas con este levantamiento, además de estar acomodando las compresiones y deformaciones de los esfuerzos predominantes en esta región (Fallas activas en la Cordillera Bética. C. Sanz de Galdeano y José A. Peláez. Editorial Universidad de Granada. 2011).

     La hipótesis de que la serie haya sido inducida por el llenado del embalse de Giribaile, aunque no puede descartarse totalmente, no parece muy plausible. A partir de los datos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, el llenado del citado pantano comienza unas dos semanas con posterioridad al comienzo de la serie sísmica, el día 20/10/2012 (en la semana número 42), por lo que evidentemente no puede haber causalidad; el efecto no puede ser anterior a la causa. En todo caso podría argumentarse que ha sido coadyuvante en la última fase de la serie.

 

 

     A esto hay que sumar también la distancia entre el embalse y el centroide de la serie, unos 16 km, que hacen poco probable su relación. También, el que parece difícil de justificar que a mediados del pasado año (ver gráfico), cuando el nivel del pantano era el triple que el que había al comienzo de la serie de terremotos, no se produjera ningún terremoto en esta zona, mientras que ahora sí.

     Queda por indicar una última cuestión. Entre abril de 2010 y julio de 2011, se produce una serie sísmica, como se ha indicado antes, en la población de Arquillos, justo junto a los pantanos de Giribaile y Guadalén, y cerca del de La Fernandina. Constó de 59 terremotos, tal que el más energético fue el terremoto de NE de Vilches de 04/04/2010, de magnitud 3.2 mbLg. Parece razonable pensar que la carga del embalse de Giribaile hubiera reactivado antes el foco sísmico generador de la serie de terremotos de Arquillos de 2010, justo al lado, lo que no ha ocurrido, que uno a 16 km de distancia.