UJA por el mundo: Destino Bulgaria

“Ha sido un año inolvidable. Lo volvería a repetir sin ninguna duda”

Pablo Miguel Martínez
Grado de Ingeniería Eléctrica

No todos lo tienen tan claro como Pablo Miguel Martínez, que decidió vivir una “experiencia Erasmus” y convertirse en uno de los alumnos de nuestra sección “UJA por el Mundo”. Tiene 22 años, estudia el Grado de Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Jaén, y este año ha cursado y residido en Sofía (Bulgaría) al optar por una de las becas Erasmus; “Elegí este país, y más concretamente Sofía, al ser una ciudad atractiva, accesible y económica. Además me habían hablado muy bien de ella otros compañeros que ya habían estado. Al legar me encontré con una ciudad bonita, con muchas zonas acondicionadas para jóvenes y una oferta de ocio y cultura muy variada”.

La incertidumbre, como habitualmente les ocurre a los jóvenes que deciden vivir esta aventura, le mantuvo preocupado durante unos días; “Los primeros días fueron difíciles. Es un cambio tan fuerte y no sabes qué te vas a encontrar. Luego empiezas a conocer empiezas a conocer a más gente y te adaptas. Al principio me agobié con las asignaturas ya que no sabía cómo funcionaba la universidad de Sofía, si tendría que cambiar el learning o la dificultad de las asignaturas. Pero mi coordinadora me ayudó en todo y al final no tuve que hacer ningún cambio. Me adapté rápidamente y comencé a disfrutar de esta maravillosa vivencia”.

Erasmus-Sofia-I

 

Reconoce que este ha sido un año especial por todos los lugares y gente que ha conocido; “En un año de Erasmus tienes la posibilidad de viajar mucho y aprovechar para visitar los alrededores. La Universidad te da un horario más flexible que en España y si te organizas bien no hay problema. Por ejemplo yo he estado en Estambul, Chipre, Roma, he conocido Bulgaria, Polonia y ahora en Junio tengo un viaje a Dubái. Aquí todo el mundo dice que este será un año inolvidable, y llevan razón, estoy disfrutando de todo”.

Erasmus-Sofia-III

 

Pero ¿Académicamente? ¿Qué le ha aportado esta experiencia? ; “El idioma por supuesto, que es imprescindible para estudiar y relacionarme con amigos y compañeros. Además, he tenido mucha suerte con los profesores y la Universidad. Personalmente todo es positivo. El cambio más grande que he podido notar en mi es la gran independencia que adquieres y la capacidad de saber cuidar de ti en cualquier situación. También te hace ser una persona abierta, capaz de poder mantener conversaciones, de adaptarte a la gente y a culturas diferentes. Ahora veo el mundo distinto. Yo lo recomiendo. Sólo la experiencia de vivir en el extranjero ya merece la pena, pero si a esto le unes la posibilidad de conocer gente de lo más diversa, viajar, aprender idioma… Personalmente creo es algo que todo el mundo debería de poder experimentar y disfrutar”.

Erasmus-Sofia-II